Elena del Mar | Estética Médica y Spa

Masaje Reductor

Es un masaje que se realiza de forma fuerte y firme, con el fin de romper o movilizar los adipositos (células grasas), que se encuentran en la zona a tratar. Mejora la irrigación de la piel y el metabolismo local haciendo más fácil la eliminación de la grasa e incrementando la oxigenación cutánea. Se utiliza para reducir la grasa acumulada y para moldear el cuerpo.

Los masajes reductores tienen incidencia sobre el tejido conjuntivo, y además ayudan a una mejor irrigación y drenaje linfático e intravenoso. Gracias a la presión que se ejerce, se liberan las toxinas y las grasas de los tejidos, lo que facilita su eliminación.

Con este masaje en 5 sesiones puedes bajar entre 5 y 10 cm de volumen y lograr alcanzar la tonificación y afirmación del tejido adiposo, dando consistencia al cuerpo y ayudando a la eliminación de celulitis.

Es muy importante que el tratamiento se acompañe de una dieta y de ejercicio para obtener resultados e intensificar los efectos, ya que el masaje reductivo reduce medidas no peso.

Duración: 30 minutos a 1 hora.

La frecuencia:  es recomendable según condición a tratar.
Promedio 2-4 veces por semana

¿Cómo se realiza este masaje?

Inicia el masaje reductor en la zona del vientre haciendo movimientos circulares con las yemas de los dedos se ejerce presión gradualmente, pero sin lastimar o causar incomodidad. Los movimientos se realizan conforme a las manecillas del reloj, abriendo canales linfáticos.

El ritmo poco a poco se intensifica posteriormente, relaja el masaje reductor unos segundos y se repite el proceso, puede intercalar pequeñas presiones con los nudillos. En algunos casos se pellizca la piel, realiza movimientos de arriba hacia abajo por todo el abdomen con ambas manos.
Un masaje reductor no es igual a uno relajante. Esta terapia consiste en aplicar mayor presión y a un ritmo más acelerado. De esta manera se puede crear calor en áreas con más concentración de grasa. Combinado con los movimientos de las manos, tu cuerpo podrá disolver el tejido graso de manera natural. Como resultado, lo que tu cuerpo no necesita se desechará a través de la orina.

Beneficios